Hazme cariñitos!!

viernes, 5 de junio de 2009

De fiebres y mucosidades... Isil, la piltrafa humana!!

La nena está malita :(

Cof, cof!! Pues sin nada especialmente interesante que contar, aprovecho un respiro que me da el virus para escribir acerca de mi pésimo estado físico. Resulta que mi querido señor novio es una persona que le gusta compartirlo todo, incluidos los virus, y hete aquí que el martes comencé a sentirme algo raruna, pero no le di importancia. Soy persona de no tomar medicamentos si no es estrictamente necesario, prefiero que mi cuerpo haga su trabajo repeliendo ataques bacterianos y/o de otra índole antes que dárselo todo hecho. Supongo que viene de que me gustara tanto "Érase una vez la vida" :D

No me digáis que las navecitas no eran molonas!!

Total que el miércoles fui a trabajar ya con dolor de garganta, apenas sin voz, tos, una cantidad ingente de mocos y sensación de fiebre. Terminé el curro con ganas de matar a dos o tres niños ¬¬

Un poco más y me convierto en Homer...

A la tarde cancelé mi clase de mantenimiento con los adultos, pues eso de volver a forzar la voz y meterme caña como que no era plan. Sin embargo había algo que tenía y mas bien quería hacer. Resulta que tengo que aprenderme una coreografía nueva para el festival de Danza del Vientre y ese grupo solo ensaya los miércoles, con lo que tenía que ir sí o sí porque de otra manera iba a aprendérmelo solo 3 días antes del festival y como que no voy tan sobrada. Así que con dos narices (mocosas, eso sí) me dopé con ibuprofeno y de camino a la escuela, yo con toda mi cara griposa y tal, que hasta la profe me dijo que qué me pasaba. Unos ensayos después volví a casa a morirme un rato.

Llegó la hora de dormir y aquello era imposible con tanta congestión, y eso que probé el truco de la cebolla. Yo no lo conocía pero Darlathan me dijo que si partes una cebolla por la mitad y la pones en la mesilla de noche, pos como que te quita un poco la congestión. Ciertamente algo hizo, pero no lo suficiente, pues estuve dando vueltas y despertándome cada poco. Creo que cuando por fín conseguí dormirme eran como las 5 de la mañana, y tenía que levantarme a las 7.30 para irme a currar :S

Pues ahí como una campeona (y unas ojeras de campeonato, claro), me levanté a mi hora con un malestar y una fiebre horribles (mucosidades y toses aparte). A punto estuve de quedarme en casa, pero pensé "total, hoy solo tengo una clase y además es examen, con lo que sufro un ratín y de nuevo pa casa". Y eso hice, fui, hice el examen a los alumnos y me volví, pedí cita para el médico y me acosté 5 horas, que estuve durmiendo a intervalos de hora y media aprox. Me desperté lo suficiente para mandar un sms a la profe de danza para decirle que no iría y otra vez a dormir hasta que llegó la hora del médico. El facultativo, muy majo él (sobre todo teniendo en cuenta que hubo un momento en el que me hurgaba con el palito para mirarme la garganta, cuando le tosí prácticamente en la cara ^^U) me mandó jarabe para la tos, antibióticos para esos mocos color radiactivo -que parece ser que indican infección- y el maravilloso ibuprofeno para la fiebre. Vamos, gripe en toda regla...

Si es que el virus es así de mono, como no vas a cogerlo!!

A la farmacia que me arrastré a comprar mis medicinas y de ahí a casa a recibir la visita del mejor enfermero del mundo, Xavi :)

Fijate que le debí de dar penica que hasta me preparó un zumo de naranja para tomarme el antibiótico y más tarde un tazón de leche con cereales. Tras lo cual volví a encamarme otras 3 horitas que me sentaron bastante bien de no ser porque empezó a presentarse uno de los múltiples posibles efectos secundarios del antibiótico, en mi caso el que podía terminar de dejarme hecha mierda -nunca mejor dicho-, ya os imagináis. Después unas lentejitas para cenar -de nuevo haciendo el esfuerzo, pero sin hambre, y eso que no había comido nada en todo el día excepto los remedios de Xavi, y para esos también tuve que hacer un esfuerzo- y un ratejo de msn pa olvidar las penas, todo ello con una cataplasma de la frente -dioses que pena daba, que hasta Fiber se asustó cuando en un principio decía que no sería para tanto hasta que me vio, claro- y después el ibuprofeno que bajó la fiebre desde los 37.5 o 38 que venía teniendo. Después de un rato de grata compañia -gracias Dar y Draud-, incluso me entró algo de hambre, cosa que solucioné con un colacao con cereales que me supo tremendo. Y nada, a descansar que ya tocaba.

Si hasta parezco buena y todo jajaja

Hoy he dormido mejor, sin llegar a ser bien. No he ido a trabajar (para eso me dió el médico la baja) y me ha venido bien. Solo de pensar que encima hoy tenía excursión con 50 y pico chavales de 9 a 17h con ruta de senderismo incluida... Y nada, el fin de semana se presenta un tanto incierto porque cuando uno está así no sabe si podrá ser capaz de hacer algo aparte de dar pena. Lo único seguro es que mañana tengo una cena con las del equipo de floorball en el Raíces del Mundo y como cenar, tengo que cenar... pos iré :)

Sólo hay que recordar una cosa... ¡¡No pedir hamburguesitas, por los dioses!!

Reportando desde el centro de la infección... les ha hablado...
Isil, piltrafa humana.

2 comentarios:

El chache dijo...

Madre mia los gripazos... es que te dejan echo mierda.
Una mierdecita con patas, pero una mierda.
Ademas, que cualquiera aguanta a los chavalesen la excursion.
Y recuerda, si te tocan la moral los nilatos en clase, les pones a dar vueltas al campo.
En fin, recuperate pronto.
Un saludete.

Nobane dijo...

Me encantaba Era se una vez el cuerpo humano. Y la musica de momentos de tension se me quedo grabada en el cerebro para siempre xD.

Que te mejores ^^